auditoría de comunicación

Tu negocio necesita una auditoría de comunicación, aprende cómo hacerla

¿Has hecho alguna vez una auditoría de comunicación en tu negocio? No sé tú, pero yo leo la palabra auditoría y me imagino a los de Hacienda llamando a mi puerta para decirme que tengo que pagar más…

Es cierto que en las auditorías suelen decirnos lo que no estamos haciendo bien o lo que podemos mejorar. En este caso con la auditoría de comunicación, se analizará todo lo que haces en la comunicación de tu negocio y que puedes hacer mejor.

¿Por qué necesitas una auditoría de comunicación?

Seguramente tengas una gestoría para todo el tema de números y finanzas de tu negocio. Cuándo te lanzaste alguien te haría el branding y la imagen de marca. Incluso es posible que trabajes con algún mentor para tu modelo de negocio.

Eso cuando tienes dinero para invertir, pero si no hay tareas que te toca hacer tu misma. Está claro que no serás como el ojo de un profesional, sin embargo si no puedes permitirte pagar a alguien para hacer una auditoría de comunicación de tu negocio, tienes que realizarla tú.

Esta auditoría te dará las claves para tu plan de comunicación y tu estrategia de los próximos 12 meses.

¿Qué es una auditoría de comunicación?

Básicamente consiste en poner blanco sobre negro todo lo que estás haciendo en para comunicar tu negocio. Qué canales de comunicación estás utilizando, que medios usas para conseguir tus objetivos, qué herramientas de comunicación estás usando…

Y viendo todo ello, analizar si tu mensaje está llegando a tu público, si estás consiguiendo los objetivos que te planteaste en tu estrategia de comunicación.

Para mí la auditoría está muy relacionada con la estrategia, por eso me gusta hacerla al menos una vez al año y máximo cada 2 años.

Me quiero centrar en la auditoría externa, porque la comunicación interna es muy importante cuando ya tienes un equipo grande, y seguramente aún no estás en ese punto.

¿Con quién se comunica tu negocio?

Seguro que estás pensando que con tus clientes, pero esa respuesta es digamos inexacta. Tu negocio se comunica también con tus proveedores o quizás con organismos públicos o con los medios de comunicación.

¿Cómo realizar tu propia auditoría de comunicación?

Ha llegado el momento de la verdad, vas a desnudarte de los pies a la cabeza y vas a mirar tu negocio con los ojos más objetivos que puedas.

1.- Define tus objetivos

Todo análisis empieza fijando lo que quieres conseguir, algunas de las preguntas que debe responder tu auditoría son:

  • ¿Estoy usando los canales de comunicación correctos?
  • ¿Sé en qué canal está cada uno de mis clientes objetivo?
  • ¿Qué campañas han sido las que mejor han funcionado en los últimos 12 meses?
  • ¿Has medido resultados tras cada acción específica?

2.- El entorno

El entorno es un factor en el que no puedes influir, pero sin embargo influye en la comunicación de tu negocio. Por ejemplo en 2020 ha llegado la COVID y ha trastocado con todos los planes de comunicación de la totalidad de las empresas. Pero también es la competencia y lo que ellos están haciendo para comunicar.

3.- El público manda

Sí, esta parte que tanta pereza nos da muchas veces es imprescindible a la hora de comunicar. Tu cliente potencial quiere que le hables a él, no a un conjunto de características. Tienes que conocer sus necesidades y responder a sus preguntas cuando se las formula.

Pero además tienes que pensar no solo en tu cliente actual, si no en el tipo de cliente que quieres tener, que no siempre es el mismo.

Y en el resto de público al que hablas y que no siempre es tu cliente, cómo proveedores, influencers o periodistas, por ejemplo. ¿Has hecho acciones de comunicación específicas para cada uno de estos públicos?

4.- Qué has hecho hasta ahora

Seguro que esta parte ya la tienes casi hecha, siempre te digo que tras cada acción hay que medir resultados. Si lo has estado haciendo este apartado lo tendrás listo.

Se trata de analizar cada campaña, los mensajes que has transmitido, el contenido que has creado para cada una, los canales que has utilizado, el presupuesto que has destinado y por supuesto los resultados que has obtenido.

Puedes hacerlo en un excel para tenerlo todo organizado, crea una fila para cada acción y una columna para cada dato que quieras analizar.

Un ejemplo claro puede ser en prensa ¿Cuántas notas de prensa has enviado? ¿A cuántos periodistas? ¿Cuántos impactos has conseguido? ¿Has hecho seguimiento? ¿Qué retorno ha tenido la acción? ¿Te has hecho eco de estas publicaciones en tus otros canales de comunicación?

5.- Qué opina de ti, tu cliente

Una de las fuentes más valiosas de información con la que puedes contar es la opinión de tus clientes. Conocer y aprovechar la opinión de tu cliente puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de un producto o servicio.

No tengas miedo a preguntar, sus respuestas te abrirán un camino increíble para la comunicación de tu negocio.

6.- Conclusiones y decisiones

Todo análisis, toda auditoría de comunicación, debe terminar con unas conclusiones y una guía para reescribir tu ruta.

Compara, contrasta y con eso tendrás datos objetivos que te permitirán ver lo que ha funcionado mejor o peor. Estos datos te darán la información necesaria para decidir que comunicación si está funcionando, qué tipo de comunicación debes descartar y qué parte debes incluir.

La auditoría de comunicación es el paso previo a elaborar tu plan de comunicación, es necesaria para elaborar tus estrategias de comunicación.

Gracias a esta auditoría podrás optar por la mejor estrategia para lograr tus objetivos de comunicación. Y recuerda que siempre debes poder medir las acciones que llevas a cabo.

Y como último consejo una vez que hayas terminado tu auditoría de comunicación te recomiendo que hagas una recopilación de los recursos que has creado en el último año o incluso 2 años. Notas de prensa, imágenes, newsletter…

Soy una fiel defensora del “reciclaje del contenido” y seguro que tienes mucho material al que puedes dar una segunda vida.

Ahora que ya sabes en qué punto está la comunicación de tu negocio es hora de ponerse manos a la obra con tu estrategia ¿Te atreves a desarrollarla sola o necesitas una mano? Si te viene bien un poco de ayuda ¡Escríbeme!, mientras ¡Te leo en comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *