plan de comunicación

Necesitas un plan de comunicación

Es curioso, últimamente recibo muchos e-mails preguntándome por la elaboración de un plan de comunicación. Cada año es una nueva incertidumbre ¿Qué  pasara? ¿Se cumplirá mi plan de ventas? ¿Conseguiré mis objetivos? Y 2021 más que nunca representa esta incertidumbre.

La COVID ha hecho que muchos negocios estén en un momento crítico, en el que 2021 puede ser el punto de inflexión entre sobrevivir o tirar la toalla. Tu negocio necesita visibilidad, contar al mundo qué productos y servicios vendes, cómo son. Y esto, puedes conseguirlo con la comunicación.

Una comunicación efectiva, enfocada a resultados, pero sobre todo con cabeza y foco. Tu negocio, tu marca, necesita un plan de comunicación.

Un plan de comunicación es tu guía, tu hoja de ruta, en la que plasmas tus objetivos ( a nivel comunicación) tanto internos como externos y las acciones que vas a realizar para conseguirlos. En él está tu estrategia de comunicación , es la brújula que te guiará durante los próximos 12 meses.

Pero además, es algo vivo, porque la experiencia nos ha demostrado que el escenario puede cambiar de hoy para mañana y tenemos que ser capaces de pivotar cuando sea necesario.

10 Pasos para hacer tu plan de comunicación

1.- Punto de partida

El primer paso es, sin duda, analizar que hemos estado haciendo  hasta ahora con la comunicación de nuestro negocio/marca. Debes tener clara la situación actual y preguntarte:

  • ¿Cómo estoy comunicando?
  • ¿Qué imagen estoy transmitiendo?
  • ¿Qué canales de comunicación estoy usando?

Realiza un DAFO de la comunicación de tu negocio analizando sus fortalezas y debilidades, pero mirando también a tu competencia para conocer las oportunidades y amenazas que hay en tu sector.

2.- Define objetivos

Establecer tus objetivos hará que tengas claro hacía donde te diriges y  como actuar para conseguirlo. Seguro que ya has oído 1001 veces que tus objetivos deben ser SMART:

  • Específicos.
  • Medibles.
  • Alcanzables.
  • Relevantes.
  • Acotados en el tiempo.

Pero no es lo mismo establecer tus objetivos de negocio que tus objetivos en la comunicación, pueden ser visibilidad, reputación, crear imagen de marca, generar confianza, conseguir repercusión mediática…

3.- Tu cliente ideal

Si no sabes a quién estás hablando jamás conseguirás que tu mensaje le llegue, por eso es tan importante definir tu cliente ideal. El enfoque dependerá de si estás hablando de comunicación interna o externa, pero si nos centramos en la externa, además tienes que tener en consideración que tu público determinará no sólo el tono de la comunicación sino también los canales que elijas en tu estrategia de comunicación.

Puede ser que no tengas un único público,  y es muy importante que los definas porque seguramente con cada uno de ellos tu comunicación sea diferente. Por ejemplo, si te diriges a empresas tu tono quizás sea más formal y utilices canales como LinkeidIn, mientras que si te diriges a consumidor final tu tono será más cercano y el canal que elijas será otro.

4.- El mensaje

Cuando por fin defines a quién quieres hablar, es hora de pensar en qué quieres decir. La clave es ponerte en la piel de tu cliente ideal y pensar que es lo qué te  gustaría ver, leer y oír.

Debe ser claro y conciso y usar el tono adecuado. Además algo muy importante y a lo que no todas las marcas dan suficiente importancia es que debe ser coherente  con tu por qué.

Mantén siempre una orden y una estructura, porque no siempre más es mejor. Y piensa en textos, pero también en imágenes y videos.

5.- Canales de comunicación

No es necesario que estés en todos los canales de comunicación que hay, debes de elegir los más estratégicos para tu negocio y focalizar en ellos tus energías:

  • Medios de comunicación
    •                 Online
    •                 Offlline
  • Redes Sociales
    •                 Instagram
    •                 Facebook
    •                 LinkedIn
    •                 Twitter
    •                 Youtube
    •                 Pinterest
  • E-mail marketing
  • Blog

Piensa dónde se encuentra tu cliente y elige esos canales de comunicación. Tu tiempo es limitado y si intentas estar en todos, es posible que al final no estés en ninguno de ellos.

6.- Plan de acción – Estrategia

Si quieres que tu plan de comunicación funcione necesitas tener una estrategia. Cada uno de los objetivos que has establecido se encuadrarán en una de las 5 estrategias básicas de negocio:

  • Lanzamiento
  • Visibilidad
  • Confianza
  • Posicionamiento
  • Crecimiento

Empareja cada uno de tus objetivos con una estrategia y define al menos una acción para cada uno de ellos.

Las acciones pueden ser muy diversas y enfocadas a un canal de comunicación o varios de ellos:

  • Eventos
  • Reuniones
  • Campañas de prensa
  • Creación de contenidos
  • Guest Blogging

7.- Calendarizamos

Ha llegado el momento de poner fechas , establecer un timming o calendario para que tu estrategia termine de coger forma y sólo tengas que seguir “el camino de baldosas amarillas”.

Tu calendario te dice cuando debes realizar exactamente cada acción, a qué objetivo corresponde y en qué momento tienes que analiza los resultados.

Realiza al menos 4 campañas de comunicación al año, una por trimestre. No siempre tienen que ir enfocadas al mismo tipo de cliente ni seguir la misma estrategia, todo dependerá de los objetivos que te hayas marcado.

8.- Mis recursos – Presupuesto

¿Sabes con que recursos cuentas? Siempre digo que o tienes tiempo y lo haces tú, o tienes dinero y pagas a una persona para que te lo haga.

Es posible que necesites invertir en Facebook e Instagram Ads  o que tu plan de comunicación incluya una campaña de marketing directo para la que necesites un presupuesto. Pero del mismo modo  para hacer un correcto seguimiento puede ser que necesites invertir en alguna app o servicio externo.

Establecer un presupuesto (tanto de tiempo como de dinero) para la comunicación es clave para conseguir un plan realista.

9.- Control y seguimiento – Analizamos resultados

Cuándo marcaste tus objetivos, los creaste para que fueran medibles y es el momento de saber si se han cumplido o no.

Aquí debes tener en consideración que las acciones no se miden igual si son online que si son offline. Por ejemplo:

  • Las acciones en medios de comunicación se valoran por el coste que hubiera tenido pagar ese espacio como publicidad o por el alcance de lectores del medio en concreto.
  • En medios online puedes medir el alcance, las conversiones, el engagement…Si has lanzado un lead magnet puedes usar el KPI “número de suscriptores nuevos”.

10.- Conclusiones

Recuerda que tu plan de comunicación es algo vivo, cómo tu empresa. El mundo cambia y el mercado nos da sorpresas a las que tenemos que adaptarnos, por lo que este plan será tu guía pero has de ser capaz de introducir modificaciones si es necesario.

Por eso debes analizarlo y re-evaluarlo cada trimestre, si no estás cumpliendo tus objetivos o ha ocurrido un hecho inesperado puede ser que tengas que hacer cambios en el siguiente trimestre.

¿Ya tienes listo tu plan de comunicación para el próximo año? ¿Tienes alguna duda sobre cómo hacerlo o cómo ponerlo en marcha? Si necesitas una mano para elaborarlo o que te lo revise un experto en comunicación puedes escribirme a info@serendipiacomunicacion.com . ¡Me encantaría leerte en comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *